Horarios de Apertura : L a V - de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 21:00
  Contacto : 91 041 66 66

terapia de pareja

Psicología en las Crisis de Pareja

Todos hemos escuchado o leído alguna vez que septiembre es el mes donde más demandas de divorcio se interponen. De esta forma, podemos establecer que es durante las vacaciones de verano donde se sufren más crisis de pareja. Tiene sentido, puesto que durante el periodo estival pasamos más tiempo junto con nuestra pareja, de manera que los roces se ven aumentados, y a veces llegamos a sentir que no es la misma persona que acostumbramos a conocer.

¿Qué hay que hacer? ¿Separarse o aferrarse al matrimonio?

terapia de pareja

Habría que distinguir bien los motivos por los cuales la pareja rompe, y según lo reparables que estos sean, poner solución o pasar de página con nuestra vida amorosa.

Lo primero y más importante que tengo que decir: las rupturas se superan, no existe una única media naranja a la que haya que aferrarse a la desesperada si eso no nos hace felices, y si crees que no tienes fortaleza suficiente para seguir adelante, existen profesionales de la psicología perfectamente capacitados para ayudarte a superar el cambio.

Así, en función de los motivos que nos lleven al límite (aunque muchas veces se trate de un cúmulo de ellos), vamos a comentar brevemente qué camino deberíamos tomar:

Desamor:

No tienes problemas con tu pareja, no discutís, no rozáis… Simplemente, ya no existe esa magia y esa pasión del principio, ya no hay complicidad, no quedan proyectos en común y cada uno quiere tirar por un camino.

Aquí es importante valorar la compatibilidad del futuro que ve cada uno. Lo que uno no puede pedirle al otro es que renuncie a todo, sin poner nada de su parte. A veces, tener ambiciones incompatibles es el único motivo irreparable. Si, por ejemplo, una parte de la pareja aspira a recorrer el mundo de mochileo, a ser libre y desprenderse de todo lo material, mientras que el otro lo que quiere es una vida familiar, rutinaria, echar raíces en un sitio, montar una empresa.., sería egoísta pretender que uno de los dos renunciara a todos sus sueños, ¿no creéis?

terapia de pareja

Sin embargo, de no ser ése el caso, piensa que la chispa se puede volver a encender, tan solo habéis sido víctimas de la monotonía. Recuerda qué te enamoró de tu pareja, qué hacíais en los comienzos, a dónde salíais, qué aficiones compartíais… Nunca es mal momento de retomar esos inicios y volverse a sentir como adolescentes que se besan furtivamente en un parque al caer el sol.

Roces con la familia política:

Generalmente, con la suegra o los cuñados. Sorprendentemente, es uno de los motivos más frecuentes de ruptura. Es un tema complicado ya que cada familia es un mundo, pero recordad, por un lado, que una pareja es cosa de dos y no tenéis que dejar que nadie de fuera se interponga; por otro, a veces se echan a perder todo tipo de relaciones (ya sean de pareja, amistad, familiares…) por no sentarse a hablar a tiempo, y es que la comunicación es la base fundamental de la interacción entre personas. Llegar a expresarse de manera respetuosa y escuchar y aceptar lo que el otro tenga que decir al respecto es clave, así como aplicarlo y tomar parte activa en la resolución del conflicto. Si no pones límites a las intromisiones ajenas a la pareja, al final pueden ser letales, ya que en cierto modo te obligan a elegir entre una pareja (que si quieres, hay cientos) y la familia (que es única).

Problemas de convivencia:

De nuevo, tal como destaqué en el punto anterior, aquí nos enfrentamos a un problema de comunicación. Hay que comprender que cada uno ha sido criado y educado de una manera, que en cada casa se funciona de una forma. No hay una sola manera de llevar una casa, por tanto es un error atacar al otro por su forma de limpiar, de expresarse, sus horarios, su desorden… Piensa que tal vez para tu pareja, quien lo está haciendo mal eres tú. Por eso, es importante escuchar al otro y llegar a un acuerdo, ceder ambas partes y tratar de resolver los conflictos con respeto lo antes posible.

terapia de pareja

Pérdida de la confianza:

Es importante saber si esta desconfianza es infundada. ¿Te ha dado motivos para ello? Háblalo. Quizá sea una película que te estás montando.

La confianza es clave para una relación sana, ya que te permite tener más vida aparte del matrimonio. Que cada uno realice distintas aficiones, frecuente sitios distintos, tenga amistades separadas… Es muy importante si no quieres sentirte ahogado en una relación.

Pero entonces, ¿qué ocurre si no confías en tu pareja? Cuando empezamos con este sentimiento, lo que tenemos es miedo a la infidelidad. Si crees que se va a ir con otra persona, piensa: ¿por qué? ¿Has dejado de aportarle algo que antes sí le dabas? ¿Crees que no eres suficientemente bueno/a para él/ella? ¿O tal vez es porque ya ha sido infiel?

Lo primero que tienes que tener claro es si quieres continuar en esa relación. No puedes ponerle un collar de perro atado a una correa para controlar todos sus movimientos, así que tienes que valorar si puedes recuperar esa confianza o no. Los celos son un sentimiento muy destructivo, tanto a nivel emocional como físico, por no hablar de que nos impulsan a obrar de tal forma que podemos dañar a los demás.

Malos tratos:

terapia de pareja

Poco que decir al respecto. Si tu pareja te humilla, te insulta, te aisla, te controla, te manipula, te amenaza (con hacerte daño a ti o hacérselo a sí mismo/a), te agrede físicamente, decide sobre lo que tienes que vestir, cómo tienes que actuar en público, con quién puedes hablar… No tiene por qué ser de forma directa, la mayoría de las veces empieza con una expresión de una voluntad: “Me gustaría que te pusieras más guapa cuando sales conmigo”, “No me hace mucha gracia que te hable esa chica”… Mi recomendación es que salgas de esa relación lo antes posible, ya que no te va a aportar nada bueno y no merece la pena intentarlo a base de sufrimiento. La clave para estar en pareja es ser felices los dos, así que si tu pareja se esfuerza en que no lo seas… huye.

Niños:

Cuando llegan los niños se multiplican los roces con la pareja. Principalmente por los cambios de hábitos, la falta de sueño, no tener tiempo para dedicarse el uno al otro, falta de recursos económicos para hacer cosas juntos, discrepancias en la forma en que cada uno quiere educarlos… Lo principal que hay que tener en cuenta es que la familia ha crecido, pero los hijos no forman parte de la pareja, por lo que hay que tratar de no descuidarse. Piensa también que es una fase pasajera. Los bebés son muy absorbentes, pero en seguida empiezan a dormir toda la noche, luego a ir a la guardería o al colegio, después ya van cogiendo autonomía y a depender menos de los padres. Cuando ellos vuelen del nido, volverá a quedar la pareja, así que no hay que descuidarla.

¿A quién pedir ayuda?

Está claro que si solucionar las crisis de pareja fuera tan sencillo, no habría tantas rupturas. Es fundamental darse cuenta de que se necesita ayuda, cuando la situación ya no se sostiene sola o ya no sabes cómo continuar.

Existen los abogados matrimoniales que te pueden asesorar si ya has tomado la decisión, valorar vuestro caso y darte unas pautas de actuación para que todo salga lo mejor posible.

terapia de pareja

Antes de llegar a ese extremo, no podemos olvidarnos del papel fundamental que ejerce la psicología en todo esto. La figura del psicólogo es fundamental si quieres arreglar una situación que sientes que se escapa a tu control, ya que él está capacitado para, desde un enfoque científico y un punto de vista externo a la pareja, trabajar objetivamente para dar con los problemas y ayudaros a afrontarlos.

Así, el psicólogo trabajará primeramente para dar con las causas que os han llevado a terapia. Después, y en función de su criterio, establecerá los medios adecuados para la comunicación y la resolución de los problemas. De no haber solución posible, tratará de minimizar los daños de la separación.

Si tienes alguna duda sobre qué puede hacer un psicólogo sanitario para la resolución de tu crisis de pareja, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, que contestaremos gustosos cualquier cuestión que te surja al respecto, que te pueda ayudar a decidirte si dar un paso u otro.

Pide Cita