Horarios de Apertura : L a V - de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 21:00
  Contacto : 91 041 66 66

efectos del estres en el cuerpo

Efectos del estrés en el cuerpo

Hoy en día es muy habitual hablar del estrés, de cómo lo padecemos, del ritmo de vida que llevamos, de los problemas que nos genera… pero realmente, ¿cómo funcionan los mecanismos fisiológicos por los que se desencadena una respuesta de estrés ante una situación desafiante o difícil de afrontar? Para dar respuesta a esta pregunta hemos decidido elaborar este artículo donde hablaremos de esos efectos del estrés en el cuerpo, de esta forma seréis capaces de entender mejor qué es el estrés y cómo funciona.

 

Primero vayamos con las definiciones:

 

¿Qué es el estrés?

 

Es un mecanismo fisiológico, es decir, una respuesta normal del cuerpo, que genera cambios en el organismo debido a un desequilibrio entre las demandas de una situación y nuestros recursos para afrontarla. En otras palabras, el estrés se desencadena como respuesta adaptativa cuando creemos que no somos capaces de hacer frente a una situación en particular. Estar estresado es muy habitual, por ejemplo, en época de exámenes, cuando tenemos que organizar nuestras agendas con un hijo recién llegado o en momentos de mayor exigencia en el trabajo.

 

efectos del etsres en el cuerpo

 

Por tanto, el estrés es un mecanismo adaptativo, en el que intervienen tres elementos: el estresor, que es la situación estresante; el individuo, que es quien realiza una valoración de dicha situación, y la respuesta fisiológica que se genera.

 

¿Por qué se origina?

 

El estrés se produce porque se dan determinadas situaciones en las que hacemos una valoración y determinamos que nuestros recursos de afrontamiento no son suficientes para superar la situación. Por ejemplo, si tienes que presentar un informe extenso y dispones de poco tiempo para redactarlo, o si recibes una llamada porque el vecino de abajo tiene una gotera y no sabes a quién tienes que llamar para solucionarlo o no dispones de seguro del hogar. Son situaciones que a priori podríamos valorar que nos pueden superan o que son muy complejas de afrontar.

 

¿Entonces estar estresado es un problema?

 

En absoluto, como ya hemos comentado el estrés es una respuesta completamente adaptativa del organismo, por tanto, en sí misma no es ni buena ni mala. Aunque, en honor a la verdad, hay ocasiones donde puede que el estresor no cese o la persona no sepa cómo hacerle frente. En esos casos el proceso de estrés puede continuar en el tiempo, en lugar de terminar de manera natural. En estos casos la persona empezará a experimentar cambios en el organismo, del propio proceso del estrés, que podrían requerir de atención profesional. Siempre que el estresor no cese y el proceso del estrés continúe, Hans Selye distinguía tres fases que hoy en día se conocen como el Síndrome General de Adaptación.

 

hans selye

 

A continuación, vamos a analizar en qué consisten estas fases para entender la posibles repercusiones que podrían tener en nuestro organismo.

 

Respuestas fisiológicas, cambios en el organismo

 

– Fase de Alarma: Supone la primera reacción del individuo frente al estresor, en la cual se libera un cocktail hormonal que pone el cuerpo a punto para una acción rápida. Esto produce una respuesta en el organismo muy similar a la que tendríamos si estuviéramos practicando alguna actividad deportiva: aumento del ritmo cardíaco, estado de alerta, disminución de los ritmos digestivos, aumento de sudoración, etc…, debido a la liberación de adrenalina y noradrenalina.

 

En principio esta fase es bastante inofensiva para el organismo, sin embargo un exceso de adrenalina, a largo plazo, podría producir daños en los vasos sanguíneos del corazón y el cerebro.

 

– Fase de Resistencia: Cuando se resuelve la situación estresante tiene lugar un periodo de recuperación, en el cual el organismo va restaurando sus niveles hormonales y su activación nerviosa normal. No obstante, si el estresor persiste, el cuerpo continúa en estado de activación de forma prolongada, de manera que se produce una situación en la que el cuerpo mantiene como habitual una respuesta que tendría que ser puntual, con las consecuencias a nivel físico que veremos a continuación.

 

efectos del estres en el cuerpo  Por activación de las glándulas suprarrenales, dan lugar de nuevo un aumento del ritmo cardiaco y la presión arterial, además de una mayor irrigación de sangre al cerebro, aumenta la actividad del músculo estriado (lo cual explicaría la tensión muscular), aumentan los niveles en sangre de ácidos grasos, colesterol y triglicéridos, así como también aumenta la secreción de endorfinas; disminuye el riego sanguíneo a riñones, tracto digestivo y piel (de aquí la tendencia a padecer dermatitis). Con el paso del tiempo esto podría ocasionar un aumento del riesgo de hipertensión o de formación de trombos, e incluso podría aumentar el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular en personas que sean propensas a sufrir una isquemía miocardial o un infarto.

 

– Fase de Agotamiento: Es la cronificación del estrés, cuando pasado un tiempo considerable en la misma situación los recursos de afrontamiento del individuo y el proceso adaptativo han resultado ineficientes para manejar el factor estresante. Básicamente, lo que ocurre cuando el estrés ha estado presente durante un determinado tiempo es que el organismo puede perder los suministros de energía para adaptarse a la situación, de ahí el nombre que recibe esta fase.

 

A nivel fisiológico, esta fase se caracteriza por la producción de glucocorticoides, como cortisol y corticosterona, gracias a la acción de la adrenocorticotropa (ACTH) producida por la hipófisis anterior. En condiciones normales el cortisol inhibe la ACTH pero con estrés se da una coproducción. Con lo que se producen efectos inmunosupresores.

 

A nivel psicológico, aquí es donde el individuo sería más vulnerable, muchas personas viven esta fase como sobrecarga. Asimismo, la sección del hipotálamo situada en el cerebro es muy vulnerable a estos procesos. Bajo condiciones de un proceso crónico de estrés, el rendimiento de la memoria disminuye y es más probable desarrollar problemas emocionales como la ansiedad o la depresión. En la misma línea, puede ocurrir que el sistema nervioso autónomo no funcione como debería, debido a la fatiga, aumentando mucho las probabilidades de producir una presión arterial mayor, problemas cardíacos y otras enfermedades que guardan relación con el estrés.

 

efectos del estres en el cuerpo

 

Conclusiones y apuntes finales

 

A modo de conclusión, como hemos visto, el estrés es una respuesta adaptativa que nos permite hacer frente a una situación desafiante de una forma más adecuada. Sin embargo, podría ocurrir que la persona fallara a la hora de hacer frente a esta situación. En estos casos la respuesta de estrés se cronificaría a largo plazo pudiendo generar, entre otras, las complicaciones para la salud de las que hemos hablado. Por lo que el síndrome de General de Adaptación podría llevarnos a una situación de estrés cronico que, sin duda, podría reducir la calidad de vida de la persona que lo sufre.

 

En estos casos, es muy recomendable acudir a un especialista. De hecho, los problemas relacionados con el estrés son el motivo por las que la mayoría de las personas consultan a un psicólogo; por lo que es perfectamente normal. Un profesional de la psicología nos puede ayudar a bajar el nivel de activación, con alguna técnica de relajación, y podrá dotar a la persona de las herramientas necesarias para hacer frente al problema, mejorar su situación y cambiar su vida.

Pide Cita